jueves, 1 de junio de 2006

Fondos personalizados gratuitos: Como fotografiar durante el atardecer

A ver, una pregunta rápida: Con un margen de cinco minutos, ¿cuantos de los presentes sabéis a que hora se pone el Sol mañana?

Si no conoces este dato, deberías saberlo. También deberías saber por donde se va a poner el Sol. A lo largo del año, el punto exacto por donde se esconde el Sol va variando - probablemente mucho más de lo que te imaginas. La hora, también varía a lo largo del año. Así que conviene echarle una ojeada al periódico una vez a la semana más o menos, para tener una idea cuanto menos aproximada de estos datos.

Lo único que necesitas, además de estos datos, es un par de localizaciones fácilmente accesibles que te puedan dar una buena vista de la puesta de Sol.

¿Y por qué todo esto? Pues porque cada día del año tienes a tu disposición un estudio natural que no te costará un céntimo. Saber como aprovecharlo es una técnica básica para cualquier aspirante a "flashero", así que vamos a explicarlo en detalle paso a paso. Oye, nadie me ha acusado nunca de ser breve.

La mejor localización es la cima de una loma que te permita ver el este y el oeste. ¿Por qué? porque primero vas a hacer una foto segura por si todo lo demás falla y 20 minutos después, la vas a dejar obsoleta con una versión mucho mejor.

Este es el resumen.

Conociendo el lugar y el momento del ocaso, quedas con el sujeto unos 20 minutos antes de la puesta de Sol. Avísale de que la sesión durará más o menos una hora. Suponiendo que el modelo es puntual, llegará justo a la hora precisa para hacer una preciosa y sencilla toma empleando la hora dorada y utilizando solo la luz disponible. Una hora, una localización y tendrás dos buenas, y completamente diferentes tomas.

En este ejemplo, estaba fotografiando a unos amigos de la familia, como agradecimiento por unos vestidos "completamente increíbles" (esa es la expresión empleada por mi hija de 7 años) que nos habían pasado para ella. Al parecer, su Sarah (que es quien aparece en las fotos), que es unos años mayor que mi Emily, tiene en lo referente a la ropa, "el gusto más molón posible". Ella es ahora, la diseñadora particular de nuestra hija.

A propósito. Por favor, acostúmbrate a hacerles buenas fotos a tus amigos siempre que puedas. Preocúpate de la iluminación. Es un modo fantástico de practicar, ellos tienen unas maravillosas fotografías y es prácticamente gratis. Son todo ceros y unos: disparas en digital y les grabas un CD. Y si quieres puedes sacarles copias rápidas en cualquier tienda. Es buen karma y aprenderás en un entorno libre de presión.

Volvamos a la sesión.

Así que ya has aprovechado la luz dorada para sacar un retrato fácil con luz ambiental. Es suave, cálido y bonito. Mucha gente estaría feliz con esa foto, pero tú has decidido pasar al siguiente nivel. Esa foto es solo un "seguro" por si lo que viene ahora falla.

Una vez has hecho la foto anterior, te relajas y contemplas el atardecer. He oído que la luz es igual de buena por la mañana, al amanecer. Pero no lo sé de primera mano. Eso ocurre unas horas antes de que me despierte.

Cuando el Sol se oculta por detrás del horizonte, de nuevo tienes que ponerte a trabajar. Elige ángulo deseado (deberías estar pensando en "Oeste") y coloca la cámara en su posición. Es recomendable disparar desde un ángulo bajo para aprovechar mejor el brillo del cielo durante el ocaso.

Sitúa tu luz principal, probablemente a un lado, a unos 45º y un poco sobre el sujeto. Los paraguas o las pequeñas cajas de luz van bien para esta luz principal, aunque puedes intentarlo con luz dura (o guiada con un snoot). Deja que la presencia de tu modelo y el aspecto que quieras conseguir sean tu guía.

Si vas a utilizar una segunda luz, colócala en posición. Generalmente empleo un esquema de iluminación cruzada con la luz principal, empleando una fuente de luz dura y de muy baja potencia. No te olvides de ponerle un gobo al lado que apunta a la cámara para controlar los deslumbramientos.

A partir de este momento, la secuencia de exposiciones que te voy a proponer está optimizada para aprovechar al máximo el tiempo disponible. No es el único modo de hacerlo, pero es el modo en que me gusta trabajar para exprimir al máximo los 20 minutos disponibles.

Primero, pon el valor de ISO al mínimo y pon la velocidad de disparo a la máxima de sincronización. Ahora pon tu luz principal a máxima potencia. Eso te permitirá empezar a trabajar lo más pronto posible. La luz posterior debe se un poco más baja, aunque por simplificar la narración voy a suponer que solo tenemos luz frontal. Puedes hacerlo con una, o con dos. Pero empecemos con una.

Ok, la velocidad de sincronización es la máxima. Conecta el flash y haz una toma de prueba usando tu mano en la posición del sujeto. Dispara a máxima potencia. Si estas usando un flash pequeño y además usando una sombrilla para difundir la luz, tendrás que ponerlo muy cerca del sujeto. Ajusta la apertura y prueba de nuevo hasta que tengas la apertura adecuada para esa potencia del flash. El fondo puede quedar un poco sobreexpuesto en estos momentos. No te preocupes.

Supongamos que empezamos a f/5.6, solo por centrar la discusión. Así que ahora ya tienes determinada la apertura y la velocidad de disparo. Cuando el brillo del atardecer sea menor que ese valor, puedes empezar la sesión. Ese nivel de luz no durará mucho, así que es mejor que exprimas al máximo todo el tiempo que tengas disponible.

NOTA: Cuando empiezas la sesión, tienes luz ambiental de sobra para enfocar correctamente. Pero a medida que comience a oscurecer, cada vez será más difícil enfocar. Te puede ayudar a prolongar la sesión una pequeña linterna con la que puedes iluminar al sujeto justo cuando estás enfocando. Además será muy útil para encontrar todo el equipo después, al finalizar la sesión.


Una vez que empieza la "ventana de disparo", es decir cuando la medición de luz ambiental cae por debajo de la apertura fijada por el flash, la luz cambiará bastante rápidamente. Y tienes una serie de opciones para controlarlo. Primero, puedes simplemente bajar la velocidad de disparo para mantener una exposición del fondo equilibrada. No hay una combinación "correcta". Aumentando y reduciendo la velocidad de disparo subexpondrás o sobreexpondrás el fondo. Eso te puede servir para crear diferentes looks.

Si tienes una batería externa conectada a los flashes, los tiempos de recarga elevados no serán un problema. Pero si estás trabajando con pilas AA, sería preferible bajar la potencia del flash a media potencia (incluso quizás a un cuarto) en cuanto la luz ambiental te lo permita. Todo esto suena como un baile demasiado complicado, pero es muy intuitivo. Sobre todo con la TFT detrás de la cámara. Es sencillo fotografiar a cuatro personas por separado y luego una foto de grupo en unos diez minutos.

Quizás quieras practicar una tarde con luz dura, ya que al no estar difundida es más potente y te dará un intervalo de tiempo mayor. Las dos o tres primeras veces que lo intentes, te liaras recordando los detalles de como va variando la luz y los ajustes que haces. Pero sigue intentándolo y verás como se convierte en algo sencillo y natural. Y la capacidad de hacer esto todas y cada una de las tardes es una habilidad muy valiosa.

A medida que la luz sigue cayendo en intensidad, baja la potencia del flash (en manual, por supuesto) hasta que llegues a la apertura mínima útil de tu objetivo. Después puedes seguir bajando la velocidad de disparo a medida que la luz sigue cayendo. Mueve la cámara durante la exposición. Experimenta con el sujeto en movimiento. Ya tienes las fotos buenas en la tarjeta, por lo que puedes usar esta última parte de la sesión para probar experimentos realmente extremos. He logrado algunas tomas interesantes con exposiciones de más de un segundo durante un atardecer.

Simplemente recuerda que la velocidad de disparo afecta al fondo del cielo. La apertura afecta tanto al fondo como al sujeto. Ajustar la potencia del flash afecta solo al sujeto. Subir el valor del ISO un poco te otorga unos cuantos minutos más de sesión. Control total en la punta de tus dedos. Haz el bestia.

No apures la luz al máximo. Aún tienes que recoger todo el equipo. O llévate una linterna. No tiene demasiado sentido dejar un objetivo para que se lo lleve un paseante a la mañana siguiente ¿verdad?

Niños, atletas, hombres de negocios - quien quieras. Cualquier persona queda bien frente a un fondo de atardecer. Solo necesitas montar uno o dos pequeños flashes a los lados y le darás el aspecto de portada de Fortune.

Y son hechos a medida, unos de los pocos fondos que resultan completamente gratuitos

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home