sábado, 1 de abril de 2006

Fabricando Snoots y GoBos con una caja de cereales

Ahora que empiezas a sentirte cómodo con la idea de disparar el flash contra una sombrilla o contra el cielo, compensando la luz ambiente tanto en intensidad como en color, es el momento de empezar a forzar las cosas un poco.

A veces, lo que hace destacar a una foto no es tanto donde está la luz, como donde no está. Y puesto que ya tienes un equipo básico para poner esa luz donde la necesites, te puedes fabricar el equipo necesario para restringir la luz por unos cuantos céntimos.

¿Recuerdas cuando pusimos velcro en la cabeza del flash? Sirve para sujetar los geles pero deberías añadir un trozo más para poder sujetar un GoBo a tu flash.

("GoBo" es el nombre en el dialecto de los fotógrafos anglosajones para llamar a algo que va entre tu luz y algo que no quieres iluminar)

Para hacer un GoBo de un tamaño util, corta un pedazo de cartón rígido de unos 10x20cm. Forralo de cinta aislante para darle rigidez y unos trozos de velcro (la parte de los 'pinchitos') en un extremo y aproximadamente hasta 1/3 del otro extremo. De ese modo podrás pegarlo a un lado del flash regulando la posición en la que lo fijas.

Ahora que me acuerdo, te interesaría adquirir un pequeño rollo de cinta de iluminador. Se parece a la cinta aislante, pero no es igual. No deja ningún residuo, es más resistente y es muy útil para construir todo este tipo de dispositivos.

Volvamos a los GoBo.

Lo que tienes ahora es una especie de "aleta" que puede bloquear la luz del flash en la dirección que elijas.

Digamos que estás usando un flash para iluminar desde el lateral o desde detrás un sujeto. Tu flash, al ser pequeño y no demasiado potente está justo fuera del encuadre. El GoBo debe de estar pegado en el lado del flash que está más cerca de la cámara y así evitarás que la luz genere velos y reflejos en la lente.

También puedes poner uno a cada lado para conseguir una fuente de luz que se esparce verticalmente pero no en horizontal (o viceversa, dependiendo de donde los ponemos). Así puedes evitar que la luz caiga sobre el fondo y así iluminarlo de manera independiente.

Si vas a fabricarte uno de esos, puedes gastar un poco más de velcro y hacerte cuatro o seis de ellos. Se guardan fácilmente en la bolsa del equipo y no pesan prácticamente nada.

Si quieres restringir la luz aún más, lo que necesitas es un snoot. No es nada más que una especie de túnel por el que hacer pasar la luz y que la restringe en todas las direcciones excepto aquella en la que está apuntando.

Simplemente dale al cartón forma de tubo rectangular de modo que se deslice fácilmente sobre la cabeza del flash. Haz varios, de distintas longitudes (15cm, 20cm o 30cm). A mayor longitud más cerrado será el haz de luz. Recúbrelo con la cinta y así será más resistente y evitará fugas de luz.

(De paso, cuando uses un snoot, recuerda que debes poner el zoom del flash al máximo. No tiene sentido malgastar energía generando un haz más extenso para luego restringirlo con el snoot)

¿Como puedes saber lo amplia que es la mancha generada? Buen es simple, dispara contra la pared desde una distancia aproximada a la de trabajo (digamos dos metros) para hacerte una idea de como se abre el haz con los diferentes tubos. Quizas quieras escribir estos resultados en el propio tubo como "30x60cm a dos metros"

En esta imagen se puede ver un flash disparado contra la pared (a un 1.30m de distancia) y cerrado a 85mm de zoom. Fijate en el patrón de luz que se genera.

Este es el mismo montaje pero con un snoot de 20cm de cartón puesto en el flash.

¿Como vas a ser capaz de usar esto sin luces de modelado? Bueno, déjame decirlo claramente

No necesitas esas para nada las luces de modelado

Simplemente le preguntas al sujeto, "¿Puedes ver la parte frontal del flash al fondo del tubo?". Si él puede verlo, el flash le caerá sobre la cara.

¿Te acuerdas de ese haz de luz tan espectacular que entra por una ventana y que te gustaría utilizar en alguna foto? Ahora puedes simularlo en cualquier momento.

Este es un estilo de iluminación que sirve para darle carácter a cualquier retrato, pero tienes que hacerlo en combinación con la luz ambiente. Sube la velocidad de obturación (reduce el ambiente) para darle mayor dramatismo, o bájala (aumenta el nivel de la luz ambiente) para tener más detalle en las zonas no iluminadas por el snoot.

Para muchos principiantes, esta es una técnica nueva que puede abrirles un gran número de posibilidades. Malgasta una tarde experimentando con ellos en casa y empezaras a comprender lo que puedes conseguir.

Siguiente: Iluminando texturas en fotos de detalles

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home