martes, 13 de octubre de 2009

Q&A: Un grupo grande, en una gran sala oscura

A ultima hora de la noche, el miércoles, la lectora Vicki Madden me preguntó por Twitter:

"Necesito consejo para un trabajo importante el viernes -- ¿como fotografío a un grupo grande el el gimnasio de un instituto?"

Ante todo, hacer una pregunta así de genérica 48 horas antes de "un trabajo importante" no es lo más adecuado. Y usar @Strobist en twitter, no es probablemente el mejor método de contacto (Lo mejor sería probar en el grupo Strobist en Flickr para este tipo de consultas urgentes)

Pero la pregunta, resultó ser un buen ejercicio en planificación de iluminación en un ambiente no demasiado cómodo -- por no mencionar el tener que lidiar con la parte psicológica de fotografiar a un grupo numeroso. Así, que pese a lo genérico de la pregunta, decidí dedicarle un tiempo a responderlo.

(De paso tendría que posponer el "On Assignment" que tenía pensando publicar hoy. Esto hace que responder a esta pregunta, sea aún mucho más atractivo)

Así que Vicki, acompáñame en la construcción de esta imagen con el mínimo equipo posible

Primero lo primero

El montaje mínimo que emplearía para esta toma serían tres flashes desnudos en sus correspondientes soportes. Así que le envié a Vicki un escueto mensaje via twitter el jueves por la mañana dándole los detalles imprescindibles y la emplacé a leer este artículo justo antes del medio día del viernes.

Mis suposiciones son:

Primero, puede hacerse con tres flashes para dispararlos fuera de la cámara. Segundo, el gimnasio está completamente a oscuras, solo por hacerlo más interesante. Tercero, cuenta con la ayuda de alguien para poder montar la iluminación antes de que llegue el grupo. Y cuarto, supongamos que tenemos 60 personas en el grupo.

El gimnasio es grande y oscuro

Eso son buenas noticias.

En serio, son buenas noticias. Porque para poder iluminar a un grupo tan numeroso, vas a tener que poner las luces muy separadas para poder iluminarlos uniformemente. Y te interesa que esté oscuro. Si tuvieses que hacer esta foto en el exterior, con la luz del Sol, no tendrías ninguna oportunidad de equilibrarlas a ninguna distancia (por encima de unos 2 metros más o menos).

Así que la oscuridad está ayudándote.

Más buenas noticias desde el gimnasio: múltiples posibilidades de elevarte tanto a ti como a tus luces. Llama antes de ir y asegúrate de que están montadas las gradas. No lo dejes a la suerte, confírmalo y si no están, pídelas con firmeza.

Llámales y diles algo del estilo "Hola, soy Vicki Madden. Soy la persona que va a ir a hacer la foto de gripo en el gimnasio el viernes y necesito tener montadas las gradas, por lo menos una hora antes de la sesión, de modo que pueda montar la iluminación. Muchas gracias"

Llama directamente a la oficina e intenta utilizar el tono de voz que usarías si hicieses este tipo de llamadas todos los días. La persona que reciba la llamada no será la encargada de poner o quitar las gradas. Pero tu autoridad y decisión se encargarán de que tu mensaje llegue a los oídos apropiados.

Y pese a todo, tienes que llegar con más de una hora de anticipación y tener presente que te puedes encontrar con que no estén disponibles esas gradas. Simplemente cuenta con que pueden no estar y así no te agobiaras si cuando llegas no te han hecho caso. En ese caso busca al responsable del gimnasio y explícale que se supone que estarían montadas en unos minutos, para asegurarte de que está al tanto de tu programa de trabajo.

El esquema


Vas a hacer la foto desde mitad de las gradas, de ese modo estarás algo por encima del grupo y aún te quedará espacio por arriba para la luz principal.

Imagina que tienes al grupo delante de ti. Coloca al ayudante justo en el centro de lo que será, digamos tres filas de gente bastante apretadas en el suelo del gimnasio. Estima el tamaño del grupo y así tendrás una idea clara de la focal que debes emplear desde el punto donde vas a hacer la foto.

Coloca la luz principal

Digamos, por fijar alguna preferencia, que vas a poner la luz principal por encima de tu hombro izquierdo. Pon el flash bastante elevado por encima de tu posición (probablemente en la última fila de bancos).



Pon la potencia del flash a 1/2 y cierra el zoom todo lo que puedas -- digamos, 85mm o 105mm (los 200mm del SB-900 si tienes la suerte de tener uno de estos, es quizás excesivo). Apuntalo a un metro sobre la cabeza de tu ayudante colocado justo en el centro del grupo. No es que tengas mala puntería, es que apuntando de ese modo, tendrás el haz suavizado a izquierda y derecha y delante detrás.

Por en la cámara una velocidad de disparo elevada, digamos 1/125 o 1/250 puesto que estoy asumiendo que la iluminación del gimnasio es tan mala que vamos a prescindir de ella e iluminar únicamente con flashes. Dejemos que el gimnasio se oscurezca todo lo que haga falta.

Deberías obtener f/2.8 o f/4 en el centro del grupo. Si no puedes llegar a esas aperturas, sube el ISO a 800 si tu cámara es capaz de darte una buena imagen con esas sensibilidades. Si no es así, pon los flashes a plena potencia (es preferible lo primero, porque así tendrás mayor tiempo de reciclado y podrás hacer más fotos antes de que se te canse el grupo)

Si el flash te produce luz suficiente prueba a trabajar a f/5.6 y así mejorarás la profundidad de campo. ¿No crees que tu flash sea capaz de hacer esto? Igual te llevas una sorpresa.

Por supuesto, si estás usando monobloques, tienes potencia de sobra para trabajar a la apertura que quieras.

Prueba tu luz principal para obtener una buena exposición de tu grupo en tres zonas diferentes: justo en el centro, en la última fila lo más alejado posible de la luz principal y en la primera fila lo más cercano posible a dicha luz. Como estás usando el flash en modo teleobjetivo y lo has apuntado por encima de la primera fila y un tanto hacia el fondo del grupo, es bastante sencillo lograr una exposición equilibrada en toda el área.

Esta técnica llamada feathering te facilita la iluminación de áreas extensas uniformemente. El funcionamiento es sencillo: las zonas cercanas reciben el borde del haz y por lo tanto reciben menos luz, lo cual compensa el que estén más cerca. Además el borde de la zona iluminada en el suelo se irá tornando más oscuro a medida que te aproximas a la posición del flash.

Enhorabuena, ya has colocado tu luz principal.

Coloquemos la luz de separación



Ahora nos vamos a subir a las gradas del otro lado de la pista y a la esquina opuesta. Vamos a repetir el mismo proceso para crear una luz que nos separe a todo el mundo del fondo oscuro y que además nos ilumine un poco el suelo en las zonas donde no llega la luz principal.

(Atención: tus disparadores deben ser capaces de funcionar a lo largo del gimnasio. Si no llegan, podrías emplear esclavos ópticos que en estas condiciones deberían trabajar muy bien, puesto que los flashes están prácticamente apuntándose el uno al otro)

Apunta este flash sobre las cabezas, igual que hiciste con la luz principal y pruébala para asegurarte que obtienes una iluminación uniforme en toda la zona. Quizás necesites un gobo para evitar que la luz frontal llegué a la cámara. Así evitarás que se produzcan reflejos extraños y flare.

Ahora la luz de relleno

Está ha sido facil. Ahora tienes un campo de luz cruzada dura para iluminar uniformemente a tu grupo. Pero como vamos a trabajar solo con la luz del flash, las sombras serán muy oscuras. Vamos a resolver esto con un flash en el eje de la cámara.

Esta luz, como las otras dos va a ser un flash desnudo. ¿Por qué? Pues porque a menos que tengas un reflector parabólico de 5 metros, no vas a lograr nada con ningún modificador de luz a estas distancias, excepto quitarte intensidad de las fuentes de luz. Así que estamos buscando una iluminación eficiente y dura. Esas sombras duras creadas por la luz principal y la de separación van a funcionar muy bien, siempre y cuando tengamos controlado su contraste.

Así que vamos a colocar esta tercera fuente en tu posición de trabajo: a mitad de las gradas. Volvemos a poner al ayudante en el centro del grupo y variamos la potencia de la luz de relleno hasta que las sombras tengan buen aspecto. Probablemente, con una exposición de -1.5.EV por debajo de la luz principal estará bien. No es necesario hacer una medición separada, simplemente ajusta la potencia hasta que las sombras se vean bien.

Tendrás que ajustar el nivel de zoom de tu flash para que coincida con el del objetivo para poder iluminar correctamente a todo el grupo. Además conviene que utilices de nuevo el feathering apuntando el flash por encima de las cabezas para homogeneizar un poco la luz de relleno entre la primera y la última fila. ¿Ahora tiene sentido todo esto, verdad?

En esta posición, la luz de relleno está más próxima al grupo que la principal, así que espera potencias entre 1/4 y 1/8. Empieza por estos valores y haz cambios hasta que te parezca que obtienes el contraste adecuado en las sombras. Las sombras deben tener un aspecto natural, sombras con textura en lugar de un negro absoluto. Es como cuando cocinas y te dicen que salpimientes al gusto.



Coloca la luz de relleno al lado contrario del eje que tu luz principal. En nuestro caso, eso quiere decir a la derecha de la cámara. Y muy cerca de ella. De este modo no tendrás sombras cruzadas, pues la luz principal borrará cualquier posible pequeña sombra creada por la luz de relleno. Y la luz de relleno verá todo lo que puede ver la cámara, incluidas las sombras creadas por la luz principal.

Ahora haz que tu ayudante cambie de posición y haz pruebas en cada una de ellas. Admira tu trabajo.

Ya tienes colocada la iluminación. ¿Que hacemos ahora?

Ahora el grupo. Para 60 personas, yo los dividiría en tres o cuatro filas. Lo mejor es hacer que cada fila tenga una persona más que la fila que tiene delante. De ese modo tenemos una disposición en abanico y es fácil intercalar a la gente. Así, en lugar de tres filas de 20, mejor una de 19, otra de 20 y una de 21.

Antes de empezar, asegúrate de sabes quien es la persona o personas más importantes del grupo. Ellas van en la primera fila al centro. O en la segunda fila al centro si son muy altas. Antes de empezar con las fotos, preséntate a los mandamases y diles que probablemente vas a hacer algunas gracias a su costa para tener al resto del grupo relajado y colaborador. Suele funcionar.

En estos momentos eres el presentador de un circo de tres pistas. Trabaja rápido y ten a la gente relajada. Ponlos a todos juntos y concéntrate en cuatro cosas, rápidamente:

1. Ordenalos por altura -- los más bajitos delante, los más altos detrás. Ayuda a la gente a organizarse por ellos mismos, pidiendo por ejemplo que los más altos de 1,80 se pongan detrás y los más bajos de 1,65 delante. Ajustalos como sea necesario para intentar mantener los números de personas por filas de los que hemos hablado antes.

2. Toda la gente con gafas debe ponerse en el lado del que viene la luz principal. En nuestro caso, a la izquierda de la cámara.

3. Ahora haz que todo el mundo gire un poco su cuerpo hacia el centro del grupo. Esto, además de lograr un mejor aspecto para la imagen que si todos mirasen al frente, consigue eliminar todos los reflejos de la luz principal en las gafas de la gente (Incluso se evitan los reflejos de la luz de relleno, porque la gente mira hacia un lado cuando los hacemos girarse hacia el centro).

4. Indícales que todos deben de ser capaces de ver la luz principal (explícales cual de ellas es), de ese modo todas las caras estarán iluminadas. Si tú los puedes ver, la luz de relleno también les alcanzará. No hace falta ninguna luz de modelado para esto. Haz una prueba rápida y asegúrate de que no queda ningún pequeño problema. No es el momento de descubrir ningún gran fallo. Has tenido todo el tiempo de las pruebas anteriores para resolverlos.

Dispara rápido

Enfoca en el centro del grupo, a 1/3 de la profundidad del grupo. De este modo aprovecharás al máximo la poca profundidad de campo que tienes a tu disposición. A esta distancia de trabajo, no te preocupes, deberías tener suficiente. Pero aún así, intenta que el grupo sea compacto, solo por facilitar las cosas.

Mantén al grupo interesado, a costa de los mandamases. Si tienes la suficiente confianza como para bromear con esa gente, el resto del grupo estará mucho más relajado. Una vez le dije a un vicepresidnete de Northrup Grumman, que estaba rodeado de sus subordinados, que me alegraba de verlo de nuevo, esta vez vestido de hombre (Por eso es por lo que debes advertirles antes).

Avísales de cuando vas a hacer la foto. Como en uno, dos, tres (pop). Pero dispara antes de avisar en algunas ocasiones para evitar a la gente que parpadea al oír el aviso. Como en uno, dos, (pop) tres. Alguna gente parece que planea el parpadear con los flashes. De este modo, los vencerás.

Trabaja rápido, ten en cuenta tu tiempo de reciclado (que has probado antes) y dispara varias docenas de imágenes. Cuenta chistes todo el rato. Tienes que estar preparado para captar cualquier reacción con una imagen. No les avises de que esta es la última imagen. Avísales de que "solo nos quedan 30 minutos para terminar" y dispara cuando reaccionen. Seguro que reaccionan.

Usa una voz segura y autoritativa (como en el excelente ejemplo de fotografía de grupos de Bert Stephani) y mantén el control de la situación todo el tiempo. Lo necesitarás. Diviértete.

Buena suerte, Vicki

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home