jueves, 4 de junio de 2009

Variaciones con dos luces. Toma Tres

Para terminar esta serie rápida de ideas para retratos con dos luces, finalmente llegamos a algo que tiene un aspecto más habitual. Hoy veremos dos variaciones sobre el uso del paraguas como luz principal con relleno en el eje.


En los anteriores capítulos, utilizamos un flash con panal de abeja y una SB-III con un gobo respectivamente. Para la de hoy vamos a obtener un aspecto más clásico, aunque con algunas variantes interesantes.

En la foto anterior, Steve está iluminado completamente por flashes, no hay nada de ambiente en esa exposición. La luz principal era un SB-800 puesto en un paraguas traslúcido, justo sobre la cámara. Puedes ver el montaje en esta imagen:


(los montajes son cortesía de Syl Arena / Paso Robles Workshops)

Utilizamos una pared blanca como fondo, pero la hicimos aparecer gris oscuro alejando todo el setup del fondo para subexponerlo.(Aquí puedes leer más sobre las distancias relativas).

Podríamos haberla llevado completamente a negro, sin más que habernos alejado aún más de ella. Lo importante es que puedes elegir el tono que prefieras para la pared, eliminando luz -- o añadiéndosela.

Puesto que no necesitamos utilizar el segundo flash para el fondo, podemos usarlo libremente como luz de relleno. En nuestro caso, pusimos un segundo SB-800 en un adaptador de flash anular de Orbis.

Esta combinación de dos luces, nos proporciona un control total entre los niveles relativos de la luz principal y la luz de relleno, el cual viene determinado, obviamente por la potencia del flash anular.

Puedes colocar la luz principal, la del paraguas, donde quieras para modelar el rostro de Steven como más te guste. No nos tenemos que preocupar por las sombras, porque las vamos a borrar todo lo que queramos con la luz de relleno.

Y puesto que tenemos control sobre le nivel de relleno, podemos llevar esa luz principal a una posición más dramática. Solo girando un poco ese paraguas, podemos obtener una toma con mucho más carácter.

Aparece en escena "Tokyo" Bill. (Teníamos otro Bill en clase, así que les pusimos motes para poder distinguirlos)

Con Bill, llevamos la luz principal a un lateral completamente, para obtener esta imagen en plan Obi-Wan aprovechando la capucha de la sudadera. Bill estuvo a punto de desenfundar una espada láser justo antes de que terminásemos la foto.

(Eso por supuesto, se hubiese cargado el limite de usar solo dos luces para el ejercicio. Pero hubiese quedado fenomenal en la foto!)

Podemos girar la luz principal alrededor para esculpir su rostro y resaltar el borde de la capucha, porque no tenemos que preocuparnos para nada de las sombras. Nuestra luz de relleno llegará desde el eje a cualquier sitio que veamos desde la cámara. En estas situaciones es donde la luz de relleno en el eje resulta más útil.

Todo lo que veas desde el eje de la cámara, lo podrás iluminar. Tanto o tan poco como tu quieras controlando la potencia del flash de relleno. Aquí está el montaje:



Cuando utilizo dos luces de este modo, me resulta muy simple pensar en términos de "una para la figura, otra para el detalle". Controlas la forma con la luz principal y la profundidad de las formas (el relieve) con la de relleno.

Ese relleno puede ser un flash fuera del eje, o un Orbis (o un Ray Flash o un ABR-800) o incluso puede ser la luz ambiente. Cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Pero trabajado ese equilibrio entre forma y detalle puedes tener bastantes looks distintos con solo dos luces.

Primero, Riaz, luego Brett y ahora Steven y Bill. Solo han sido unos cuantos trucos sucios, de iluminación toda con flash que te puedes sacar de la manga en cualquier ocasión donde la luz ambiente sea controlable.

Lo que puedes encontrar muy útil, a partir de la semana que viene.

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home