lunes, 10 de abril de 2006

Sé el Flash

Una de mis mayores (y sospecho que de muchos otros) quejas de usar pequeños flashes alimentados por baterías es la ausencia de luces de modelado.

De hecho, esas luces de modelado necesitan un montón de energía. Y toda esa energía proviene de un enchufe o de unas baterías realmente grandes. Y el modo estroboscópico de algunos flashes para simular las luces de modelado, tampoco es que de demasiada luz.

Por lo tanto, si buscas la portabilidad extrema, olvídate de las luces de modelado. De todos modos no las necesitas.

Ya sabes como iluminan las luces duras. Conoces el aspecto de la iluminación suave. Por lo tanto no necesitas luces de modelado para ver esto.

Lo que realmente quieres saber es (a) ¿donde va a incidir la luz? y (b) ¿donde van a estar las reflexiones?

Las reflexiones son bastante fáciles. La luz funciona como cuando juegas al billar. La luz se refleja de los sujetos en el mismo ángulo con el que incide (pero en dirección opuesta).

Así es como hemos aprendido a iluminar a la gente que lleva gafas desde un ángulo oblicuo. La reflexión aún está ahí. Simplemente la hemos desviado para que resulte inofensiva desde el punto de vista de la cámara.

También puedes disparar el flash y pegarle un vistazo a la escena para comprobar las reflexiones. Sobre todo en las áreas muy pulidas o de cristal. Simplemente asegúrate que miras la escena desde la misma posición que la vas a fotografiar.

Es mucho más sencillo de lo que te imaginas. Inténtalo.

Ahora queda el otro punto. ¿Donde va a incidir la luz?. Esta pregunta es más complicada y es la razón fundamental por la que mucha gente usa luces de modelado.

Pero de nuevo existe un atajo sencillo.

Ya estas acostumbrado a dar vueltas alrededor de la escena para verla desde diferentes puntos de vista y así elegir el ángulo desde el que fotografiarla (Si no es así, deberías estarlo)

Solo necesitas acostumbrarte a hacerlo también con tu fuente de luz. Un buen momento para hacerlo es mientras estás montando los flashes en sus soportes.

La diferencia entre el punto de vista de la cámara y el punto de vista del flash determinará la mayor parte de la calidad de la foto, por lo tanto considerar ambos ángulos de modo consciente y premeditado es un buen hábito.

Pero lo que es más importante, cuando miras la escena desde el punto de vista de tu fuente de luz, estás viendo exactamente lo que el flash va a ver. Esto, con un poco de práctica, te eliminará la necesidad de tener luces de modelado.

La ultima vez que lo comprobé (y exceptuando cuando trabajas cerca de un agujero negro) la luz viaja en linea recta. Si estás mirando la escena desde la posición de tu fuente de luz, te estas transformando en tu luz de modelado. Lo que ves en ese instante es lo que quedará iluminado.

Con un poco de práctica, este es un procedimiento muy rápido. Especialmente si estás aprovechando el tiempo mientras montas los soportes de tus luces.

Lo sé, puede parecer un poco extraño.

Simplemente, pruébalo.

Siguiente: No dejes que una buena iluminación arruine una foto

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home