miércoles, 12 de julio de 2006

Cosas bonitas y brillantes

Ya comenté el otro día que había estado en el estudio, fotografiando cerveza de trigo. La idea de pintar con luz fue un completo fracaso y tuve que recurrir al plan "B".

Aunque utilicé grandes flashes de estudio, me gustaría utilizar esta sesión para enseñaos una nueva técnica de iluminación. También puedes aprovechar para entrenar tus dotes analizando fotografías de otros a ver si descubres el estilo de iluminación.

El problema cuando fotografías objetos oscuros y muy reflectantes, como una botella de cerveza es que te reflejan sin piedad cualquier luz que les pongas cerca. Es muy difícil esconderse de un reflector curvo.

En esta foto, una de las primeras, tomada al principio de la sesión para probar encuadres y formato, puedes ver cual es el problema. El reflejo de las pantallas es muy brillante y el resto de la botella queda prácticamente sin detalle.

Para cambiar el modo en que la luz es reflejada hacia ti, tienes únicamente dos opciones: Puedes cambiar las características superficiales del objeto o puedes cambiar el aspecto de la fuente de luz.

El primer método consiste en usar un spray mate, que yo no tenía. Así que elegí la segunda opción.

Antes de empezar a explicar como lo hice, detente un momento e intenta averiguarlo por ti mismo.

___________________________

Ahora que puedes haberlo adivinado, o no, te diré que las dos fotos están hechas con las mismas pantallas.

La única diferencia entre ambas, es que en la primera estaba produciendo una doble difusión de la pantalla, que realmente es una barra de luz (por nada en particular, es lo único que tenía disponible en el estudio).

Haciendo esto, estaba controlando la "transferencia entre reflejo especular y difuso"

¿El qué?

Si, ya lo sé, estas palabrejas te pueden echar atrás. Pero no te preocupes, ya lo conoces. Simplemente no sabías como se llamaba.

En cualquier objeto tridimensional hay tres zonas de luz: la sombra, las luces altas difusas y las luces altas especulares. Y hay además "zonas de transferencia" entre ellas.

La sombra es la parte que no está iluminada. En la Tierra es la noche.

Las luces altas difusas es la parte que recibe la luz directa. El día en la Tierra.

Las luces altas especulares podrían ser, por ejemplo el reflejo del Sol en un lago o el mar que a veces vemos al viajar en avión.

La zona de transferencia entre sombras y luces altas difusas serían en nuestra analogía con la Tierra, las zonas donde está amaneciendo o anocheciendo.

Pero también hay una zona de transferencia entre las luces altas difusas y las luces altas especulares, que es precisamente la zona que intentaba controlar en las botellas de cerveza. Esa zona es el borde abrupto de la pantalla de luz. Y queremos suavizar esa zona.

Como comentaba antes, un spray mate hubiese resuelto el problema. Cambiaría las características superficiales de la botella. Pero eso también produciría un aspecto extraño en la botella. Así que prefiero alterar la calidad de la luz.

Lo que hice fue poner una hoja de Rosco Tough Frost (fabricado por la misma gente que hace los filtros) entre la pantalla y las botellas.

Es bastante difícil de ver, incluso en esta foto del montaje, pero lo que hace es suavizar los bordes de la pantalla vistos desde la perspectiva de la botella.

("Tough Frost" -N.d.T: Helado Duradero- tiene un nombre muy adecuado. Es traslúcido, pero no transparente. Y si lo tratas con cuidado dura muchas sesiones de estudio)

Este suavizado de la luz, se ve también en la reflexión que estamos intentando controlar. Sigue siendo una reflexión dura en el vidrio. Pero es una reflexión dura de una fuente con transiciones suaves. Es importante que el difusor esté muy cerca del sujeto, o se pierde el efecto.

Aquí teneis un detalle de la foto final, haciendo zoom en la zona de la que estamos hablando.

Nada ha cambiado en la botella. Pero la luz es diferente y hemos obtenido el aspecto deseado, simplemente modificando la fuente de luz.

Podría haber ayudado aún mas, metiendo las cervezas en la nevera durante un buen tiempo y dejando luego que sudasen un poco en el cálido estudio, pero no tenía ninguna nevera cerca. Este efecto, además hubiese sugerido visualmente "frío", además de cambiar las características superficiales de las botellas.

Definitivamente debes meterlas en la nevera cuando hagas la foto para un anuncio.

La técnica de doble difusión es perfecta para fotografiar pequeños objetos reflectantes. En lugar de usar Tough Frost, el papel de cebolla o unos pañuelos de papel finos pueden funcionar perfectamente. La clave es difundir la luz. O difundir los bordes de cualquier fuente que ya sea difusa. Puedes re definir completamente las características de los reflejos en cualquier superficie (aparentemente).

Suelo sujetar con cinta el material difusor por debajo e ir moviendo la parte superior hacia delante para formar un plano inclinado hacia el objeto. Pongo una luz encima del difusor y fotografío desde el lado abierto. Funciona muy bien.

Por dar todos los detalles, el montaje está en una mesa y hay una segunda pantalla iluminando las espigas de trigo que forman el fondo.

Así pues, aquí tienes una nueva técnica sobre la que pensar.

Además, nunca sabes cuando te van a pedir que fotografíes una bebida de moda, así que mejor estar preparado.

Este artículo es la traducción de Pretty, Shiny Things

N.d.T. Este On Assignmente se publicó originalmente en Julio de 2006, mientras estaba teniendo lugar el Lighting Boot Camp. Esta nota dejaba entrever que el próximo encargo tendría algo que ver con este artículo. Efectivamente, el siguiente encargo era fotografiar una botella para un anuncio.

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home