lunes, 3 de abril de 2006

Luz dura lejana

Vamos a ver un último ejemplo de iluminación antes de pasar a destripar las luces empleadas por otros.

Y como debes empezar a pensar de ese modo, te voy a guiar en en análisis de la luz de esta foto, para llegar a conocer como la he iluminado.

A falta de un término más adecuado, llamaremos a este estilo "luz dura lejana". Esta foto, igual que la que vimos de unos muchachos saludando desde el escenario, es un ejemplo de las distancias de trabajo tan grandes que se pueden lograr con estos flashes compactos.

En este caso la fuente de luz es un Nikon SB-28 sobre su soporte, a máxima potencia y cerrado a 85mm. Se encontraba a unos 30 metros de los gimnastas.

Seguramente estaba trabajando a ISO800 (no recuerdo los datos de la exposición) pero la luz hace que la foto esté bien definida y da la sensación de estar tirada a un ISO más bajo. Esta foto es de una de las primeras Nikon D1 que no trataba especialmente bien el ruido a esas sensibilidades tan altas si la luz no era la adecuada.

Bueno, ya esta bien de introducciones. Vamos a desmenuzar la luz mientras explicamos la técnica empleada.

Mira la imagen. ¿Estaba la luz a la izquierda o a la derecha de la cámara?

Estaba a la izquierda, como se puede apreciar por la sombra del gimnasta que está prácticamente oculto en el centro.

¿Es una luz dura o suave? Bueno, está bastante claro. Dura. Tan dura como puede ser la luz de un pequeño flash de bolsillo disparado a 30 metros de distancia.

¿Cual era el ratio de intensidad con el ambiente? La densidad (tono) de las sombras comparada con las paredes puede dar alguna pista. De hecho estaba trabajando con una subexposición de la luz ambiental de alrededor de 1 1/2 EV

Ya te oigo decir "Pero los gimnasios no están iluminados con luz solar".

Pues no, no lo están. Por lo menos no donde yo vivo. Generalmente están iluminados con esas desagradables luces de vapor de sodio. Lo más cerca que pude llegar en este caso fue poniendo el gel verde en el flash, ajustando el balance de blancos de la cámara a fluorescente y metiendo compensación al balance de blancos para intentar "repartir" la inconsistencia en toda la gama tonal (en mi Nikon, aplicando una corrección de -1 al balance de blancos, es decir calentando un poco el punto de blanco)

Si te hubieses equivocado mucho con este ajuste ¿como se podría haber visto?

Observando las sombras. Las sombras están solo iluminadas por la luz ambiente y si el color de esta fuese muy diferente al del flash se crearía un contraste cromático bastante desagradable. Lo mismo pasaría en la zona menos iluminada de los gimnastas, pero ahí sería más sutil.

¿Que pasa con los gimnastas que están más cerca? ¿Por qué no están más iluminados? ¿Como lo has hecho?

Aquí es donde entra en juego el zoom del flash a 85mm. Puesto que este haz está bastante controlado, pude suavizar la luz, en este caso apuntando algunos grados hacia arriba. Esto pone a los chicos que están sobre la barra de equilibrios en el haz directamente, mientras que a los que están más cerca (y más bajos), solo los toca el borde del haz, donde la intensidad es mucho menor.

¿Por qué lo hiciste así? Bueno, fue una elección completamente subjetiva. Quería resaltar a los críos sobre la barra, no a los que estaban más cercanos. Si no lo hubiese hecho así, los críos en primer plano habrían quedado demasiado brillantes.

El éxito de esta foto no es el resultado final (aunque a mi me gusta) sino la diferencia entre lo que he logrado iluminándola de ese modo y lo que hubiese salido -realmente mal- si la hubiese hecho con solo la luz disponible en ese gimnasio mal iluminado.

Ninguna otra técnica con el flash encima de la cámara hubiese ayudado demasiado en este caso.

Siguiente: Analizando la luz de otros fotógrafos

Etiquetas:

Explora los Blogs que nos enlazan
Aún puedes unirte al Lighting 102

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Home